Protección contra la fricción y el desgaste

MotorKote es un acondicionador de base sintética que proporciona protección contra la fricción y el desgaste de las superficies metálicas. Es un tratamiento para metales cuya finalidad es reducir significativamente el coeficiente de roce del sistema o equipo y su desgaste. Es una molécula compatible con todos los aceites minerales y sintéticos de uso automotriz existentes en el mercado.

MotorKote utiliza al aceite para llegar a las zonas del sistema donde hay roce, una vez allí rellena las imperfecciones microscópicas de esas superficies, sin cambiar las tolerancias o medidas del equipo. De esta manera impide el contacto metal-metal, con lo cual reduce drásticamente el coeficiente de roce del sistema causante del desgaste.

La protección de MotorKote se mantiene en el sistema por 80.000 kilómetros, 2.500 horas de uso continuo o un año, independientemente de los cambios de aceite que efectúe.

MotorKote no es un aditivo, pues al agregarlo al lubricante de un sistema o equipo no cambia ninguna de sus características, tampoco altera su viscosidad, ni le agrega detergente. Su formula no tiene ningún elemento sólido en su composición, es decir no contiene teflón, grafito, plomo, PTFE, molibdeno, etc., por lo tanto no produce precipitaciones que puedan causar obstrucciones en el circuito de lubricación. La molécula de MotorKote tampoco tiene cloro ni otros elementos corrosivos.

MotorKote no compite con los lubricantes o aceites, ya que estos siempre serán necesarios. Su acción es acondicionar las superficies en las cuales hay fricción, reducir el coeficiente de roce y con ello mejorar el uso del lubricante. En otras palabras, optimizar el desempeño del aceite usado en el sistema.

MotorKote puede ser usado en motores a gasolina, diesel, o gas, sean terrestres, marinos o de aviación. También en cajas sincrónicas y automáticas, transmisiones y diferenciales, motores de dos y cuatro tiempos, sistemas hidráulicos y neumáticos, rodamientos y trípodes. En fin, en cualquier equipo lubricado en el cual la fricción esté presente.

Es un producto de altísima calidad, producido en Estados Unidos, reconocido y distribuido internacionalmente.

Aun cuando usted utilice el mejor aceite mineral o sintético del mercado, el motor o las partes de su vehículo o equipo pueden sufrir desgaste. Ello se debe a que el coeficiente de roce del sistema -que es una de las principales variables involucradas en el desgaste- cambia de valor de acuerdo a determinadas circunstancias, propias del funcionamiento de las maquinarias. Una lubricación es ideal cuando el lubricante forma una película entre dos superficies metálicas, es decir cuando mantiene separadas las partes en movimiento y evita el contacto metal-metal. Al ocurrir esto, el coeficiente de roce del sistema es muy bajo y casi no hay desgaste en las partes metálicas.

Sin embargo, para que se produzca este tipo lubricación deben conjugarse una serie de factores, entre los que se encuentran: viscosidad, caudal del lubricante, forma, velocidad relativa, carga, tolerancia entre las piezas en contacto, etc. Pero, la mayoría de las veces se produce contacto entre las piezas en movimiento y el coeficiente de roce se eleva decenas y hasta centenas de veces.

El desgaste se genera, por ejemplo, cuando encendemos el motor en las mañanas. En ese momento el caudal de aceite es mínimo ya que todo el lubricante se encuentra en el carter y mientras la bomba de aceite impulsa el lubricante a las partes superiores del motor pueden transcurrir de uno a dos segundos, tiempo en el cual el motor gira sin lubricación de 20 a 40 revoluciones. Es por ello que más de 75% del desgaste del motor ocurre durante el encendido.

Cuando le añadimos MotorKote al aceite de una maquinaria, bien sea en el motor, la transmisión, la caja o en otra parte, la molécula de este producto utiliza al aceite para llegar a las parte en movimiento, precisamente donde hay contacto metal-metal y por tal motivo fricción. Allí rellena las imperfecciones microscópicas y las alisa, con lo que evita el contacto metal-metal, reduciendo drásticamente el coeficiente de roce del sistema y con ello el desgaste.


EQUIPOS

DOSIFICACIÓN

Motores (diesel o gasolina) 50 cc Por cada litro de aceite
Reductores 50 cc Por cada litro de aceite
Transmisiones 50 cc. Por cada litro de aceite
Caja de velocidades 50 cc. Por cada litro de aceite
Compresores 30 cc Por cada litro de aceite
Sistemas hidráulicos 10 20 cc Por cada litro de aceite
Bombas Al 4% del vol. del lubricante
Turbinas Al 5% del vol. del lubricante
Rodamientos Bañarlo antes de poner grasa